1938: el goleador descalzo

Segundo mundial consecutivo en Europa, decisión que llevó a la mayoría de selecciones americanas a no participar, pero Brasil sí jugó

17 Abr 2018  •  20:45

17 de abril de 2018
Actualizado: 20:45h

Versión para imprimir

Francia, país en democracia y que se mantenía estable para los objetivos de la FIFA, organizó la tercera Copa del Mundo en 1938. En una realidad muy compleja, con el nazismo avanzando por Europa y a muy pocos meses de que se declare la Segunda Guerra Mundial, Italia se consagró bicampeón, repitiendo el título de cuatro años antes.

Por primera vez en una edición mundialista la selección anfitriona no logró llegar a la final tras quedar eliminada con Italia en los cuartos de final. Además, esta Copa del Mundo tuvo el debut de un representante asiático y la única participación de Cuba en mundiales.

El goleador descalzo, Leónidas, fue el crack que presentó la selección brasileña y le dio nombre a un nuevo capítulo de Deportivo Mundial.

Goleador del campeonato, no jugó la semifinal contra Italia y su equipo terminó saliendo tercero. En el goleadísimo partido ante Polonia, que terminó 6 a 5, el delantero convirtió un gol descalzo que lo dejó marcado para la historia de los mundiales.

Foto: FIFA.com

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias